domingo, 6 de enero de 2013

Memoria anual. 2012



Con el fin de año llegó el tiempo de hacer balance y reflexionar sobre todo lo acontecido y lo vivido. En la Asociación creemos que ha sido un año muy positivo, con más luces que sombras e incluso con momentos tan singulares que ya forman parte de la historia de la banda y de la memoria de sus componentes.
  El curso lo iniciamos con nuestra visita a la residencia "San Nicolás". Como cada navidad compartimos unos momentos con los mayores residentes, sus familias y amigos. El día elegido fue el 4 de enero y el repertorio  lo componían pasodobles y villancicos en su mayoría, música que fue muy bien recibida por los asistentes y cuyo agradecimiento fue de lo más convincente y agradable.

  Al día siguiente, nuestro compromiso habitual debía ser nuestra participación en la cabalgata de Reyes de nuestro pueblo, pero una decisión histórica del grupo al frente del Ayuntamiento nos excluía de la misma. Sin tiempo ni ilusión por participar en otros cortejos, aprovechamos la rara ocasión para pasar el día con nuestras familias. Pasado este día, iniciaríamos los compromisos con hermandades y entes relacionados con la Semana Santa.

  Nuestro primer compromiso aconteció en nuestra localidad. Como cada año, acompañamos a nuestro patrón, San Sebastián, por las calles de Cantillana el día 20 de enero.

  La segunda cita la tuvimos el día 4 de febrero en la sal Joaquín Turina de Sevilla. En dicho escenario, recibíamos de manos de D. Antonio Bustos el "Giraldillo de Honor" por nuestra labor en la música cofrade.  Y a la semana siguiente nos trasladamos a la ciudad de Granada, para ofrecer un concierto en el teatro Alhambra. Volvíamos poco después a nuestro pueblo para colaborar con la Hermandad de la Sagrada entrada en Jerusalén, participando en su certamen. Para cerrar el mes, nuevamente nos vimos desplazados de los actos municipales, siendo suprimida nuestra participación en los actos del día de Andalucía. Ocurría además que en este año, sería homenajeado don José Hidalgo (Joselito el Sacristán) como cantillanero del año. Al ser éste no sólo una persona querida por toda la localidad, además de un antiguo componente, nos dolió sobre manera el hecho de no poder estar presentes, pues ha sido esta la única vez que no participó nuestra formación.

  El mes de marzo lo iniciamos con otra actuación histórica, pues en la Iglesia de la Santa de Cruz de Cádiz, se interpretaba por nuestra banda un concierto cuyo programa, lo componían íntegramente marchas procesionales del siglo XIX. Este concierto sería a la postre, base fundamental del primer trabajo discográfico de la banda.
  El día 19 partíamos hacia Barcelona, a participar en los actos de inauguración del local "Ocaña" pintor y fenómeno de la Rambla barcelonesa y paisano nuestro. Curiosamente, nuestra formación había acompañado al artista en la inauguración de una exposición en Córdoba, estando aun en vida. Fue curiosa la notoriedad que tomó nuestra participación entre el elenco de autoridades y divinitys asistentes. A nuestra llegada del viaje, sin apenas tiempo para el descanso, participamos en el pregón de Semana Santa de Cantillana.
 Apenas una semana después, iniciamos nuestra Semana Santa con un total de 9 procesiones. Fueron las siguientes:



   Pasados unos días para recuperar fuerzas y descansar, volvimos a los ensayos con vistas a los compromisos veraniegos. En este sentido no pasó mucho tiempo para que volviéramos a actuar, en el mes de mayo nos desplazamos a la localidad vecina y hermana de Villaverde del Río, para acompañar a su patrona "Ntra. Sra. de Aguas Santas" en su romería, como en tantas y tantas ocasiones.

   El mes de junio fue de los menos activos del año. Siendo conscientes de que el núcleo fuerte de la banda lo forman estudiantes y profesionales de la educación, es comprensible que en fechas de exámenes la vida musical de la Asociación ralentice su ritmo. Aun con todo debíamos atender los compromisos adquiridos y así, asistíamos como cada año el jueves de Corpus a acompañar al Santísimo Sacramento del Monumento de San Juan de Aznalfarache.

   En víspera de la festividad de Santiago visitamos la localidad de Castilleja de la Cuesta y tras un pasacalles, ofrecíamos un concierto de pasodobles militares en la plaza más notable de la localidad, cerrando el repertorio con la interpretación de "El Sitio de Zaragoza", recuperando con ello lo que para muchos de los hermanos de la plaza, era una tradición.
   Pocos días después acompañamos a San Ignacio de la pedanía alcalareña de nombre homónimo para en dos días, poner el acompañamiento musical en el pregón de la Hermandad Asuncionista de Cantillana, dando con ello el inicio oficioso de las fiestas veraniegas del pueblo.

  Nuestra participación en bastante extensa, actuando en la casi totalidad de los actos de las dos Hermandades veraniegas, Asunción y Pastora. A estos actos, debemos de añadir el acompañamiento que hacemos a la carreta de la Hdad filial de San Benito, por lo que nuestro verano lo podemos resumir de la siguiente manera:


   Concluido el mes de septiembre, emprendimos otro de esos proyectos singulares e históricos que decíamos. El fin de semana del 6 y 7 de octubre, en los estudios Alta Frecuencia de Sevilla, bajo el control técnico del ingeniero de sonido D. Adolfo Castilla y la dirección musical de nuestro director titular  D. Carlos J, Carvajal, iniciamos nuestro primer trabajo discográfico. El mismo verá la luz en enero de 2013 y en él, han sido recogidas composiciones del siglo XIX íntegramente, las cuales en su totalidad primeras grabaciones. El trabajo, que llevará el nombre de "Ottocento" está creando unas expectativas que nos hace estar más ilusionados, aun si cabe, con este proyecto.
  El fin de semana siguiente, acudíamos a El Viar para acompañar a la Virgen del Pilar en su procesión para al día siguiente, acudir nuestra cita  con nuestra patrona y en su ermita, ofrecer el concierto anual durante los actos de su besamanos, destacando del repertorio la interpretación de "La Estrella Sublime" con violines, tal como reza originalmente.
  Pasado unos días, volvíamos por segundo año consecutivo a la barriada sevillana de Heliópolis, para acompañar a S. Antonio del Claret, vinculado al colegio del mismo nombre y a la Hdad de La Misión. El azar quiso que este año por causas meteorológicas no procesionara, por lo que nuestra participación se limitó a unas interpretaciones dentro del templo.

  El mes de noviembre lo iniciamos con un nuevo concierto, esta vez en la localidad de Arahal, dedicando el poco tiempo restante a preparar el concierto de Sta. Cecilia cuya puesta en escena se llevó a cabo en la casa de la cultura de Cantillana. Tras este día, decidimos darnos un descanso para acabar nuestra grabación y reponer fuerzas y ánimos, aunque algunas secciones, como las cornetas y tambores, participaban en algunas actividades, como la cabalgata de la Hdad de la Borriquita.

  El año lo concluimos tal lo iniciamos, en la Residencia de Mayores San Nicolás, e iniciamos el 2013 con ilusiones renovadas, con muchos objetivos marcados y con el nacimiento de nuestro primer trabajo discográfico como sueño ha cumplir. Ottocento se presentará en breve al público.

   Feliz 2013 a todos desde la Soledad de Cantillana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada